Diversificación de la Enseñanza

junio 4, 2010 at 4:15 am Deja un comentario

Diversificación de la enseñanza y

barreras al aprendizaje y la participación.

¿Integración? un problema de visión-acción

Existen dos conceptos que engloban en la actualidad un nutrido debate sobre cuál es la perspectiva que debiese orientar la visión-acción de la educación general, y en especial el de la educación diferenciada al abordar las necesidades educativas de los alumnos, y en ellas, como enfrentar las exigencias del currículum y las innumerables barreras al aprendizaje que van desde el plano cultural, político, hasta el plano directivo, pedagógico.

Por una parte se sostiene que el alumnado que presenta necesidades educativas especiales, desde una visión integradora, debiese adaptarse a las prácticas pedagógicas comunes recibiendo el apoyo necesario para ello, ya sea a nivel de recursos materiales o humanos. Generalmente estas ayudas son proporcionadas en aulas de recursos aisladas del contexto pedagógico de aula común.

Por otra parte existe una visión inclusiva al respecto, que engloba a la comunidad escolar  en su totalidad como aquella que debe adaptarse a las necesidades del alumnado, brindando ayudas y herramientas educativas no solo a quienes necesitan de un mayor apoyo y/o asistencia para progresar en los aprendizaje si no a todos los alumnos pertenecientes al centro escolar.

Esta última, situada claramente en ámbitos modales de acción pedagógica (enseñanza) en el contexto de un aula común.

Actualmente la postura predominante es la que se lleva a cavo por la gran mayoría de los proyectos de integración escolar (PIE), cuya visión-acción esencialista y homogeneizada es quien guía las prácticas pedagógicas de dicha integración (basado en Echeita, G. 2007);

–         Primeramente los procesos se centran y preponderan aspectos sobre la identificación, y etiquetación de los supuestos déficits del alumno. Son incuestionables las labores de enseñanza realizadas por los profesores,

–         Posteriormente estos son argumentos claros para la exclusión del alumno de las prácticas pedagógicas comunes,

–         Se ha determinado que el alumno no  necesita acciones contextualizadas al aula,  pues progresará de mejor manera con apoyos del especialista en aula de recursos,

–         El profesor delimita sus responsabilidades. Los  aprendizajes del alumno ya no son considerados propios de desarrollar en el aula junto a sus compañeros,  es su déficit el impedimento de esto y responder a estas necesidades, según la etiqueta, es la labor del equipo de integración o el especialista a cargo.

El sistema escolar y en especial los PIE reducen y segregan a meros procedimientos aislados del contexto escolar de aula común las acciones y medidas que consideran ajustadas a los problemas y dificultades (déficit) del estudiante. Es más, en estos procesos no existe un tiempo que determine la mejora de la enfermedad que dicho proceso (medicamento) ha dictaminado, los propósitos no son claros, la coordinación entre los equipos de apoyo y el profesorado es insuficiente, y es por esto que los fines y objetivos educativos son confusos y hasta puede producirse una dicotomía entre los propósitos de ambos actores (entre profesores y profesionales de apoyo). Actuación que debiese articular y orientar una plena complementariedad, y no solo entre estos actores, si no el de toda una comunidad educativa.

En síntesis, bajo la postura descrita, los problemas a los que se enfrenta el profesor en el aula son causa y factor único del déficit de aprendizaje del estudiante, por lo cual no se discute la praxis de enseñanza en el aula, ni menos las gestiones o coordinaciones técnico-curriculares pertinentes para abordar y derribar dichas barreras a la participación y el aprendizaje, es por esto que las macropolíticas que norman y financian tales posiciones se adecuan a las prácticas pseudopedagógicas de las enfermedades.

¿Cómo derribar estas barreras?

Existen diversas conceptualizaciones que promueven un nivel potencial de transformaciones educativo-pedagógicas que han venido definiendo en términos de innovación los constructos teóricos de las nuevas propuestas de acción educativa, y no solo en el ámbito de la educación especial, si no en el sistema educativo en su conjunto. nos referimos a conceptos como educación para la diversidad, educación inclusiva, vertientes desarrolladas desde el marco de acción de una educación de calidad para todos EPT desde hace más de dos décadas.

De esta manera se produce un punto de inflexión ante los conceptos y prácticas llevadas a cabo por más de medio ciclo y esta nueva mirada, que no es otra cosa que la evolución y el horizonte que nos debe acompañar en la ideación y la acción educativa. La discusión se ha centrado nuevamente en la dicotomía existente entra la teoría y la práctica. Claramente para la pedagogía arraigada en la homogeneización existen conceptos que le son difíciles de entender, y les son imposibles de llevar a la práctica.

En síntesis el abismo existente entre el discurso y el fenómeno de actuación es la gran barrera que enfrenta el Educar en la Diversidad frente a concepciones certidumbristas y esencialistas, profundamente arraigadas en el quehacer pedagógico homogeneizado. La solución es práctica, es acción, de modo de trabajar en la concreción pedagógica diversificada, pues la gran barrera a derribar es la  invisibilidad  que realiza la enseñanza  a la diversidad de aprendizajes en el aula.

¿Que nos permitiría visibilizar y adoptar una visión-acción centrada en una enseñanza diversificada?

–          La capacidad de dialogo representa un encuentro con las posturas actuales y próximas frente a lo que concebimos como propósitos educacionales en la diversidad, las medidas consensuales determinarlas en el currículo presupuesta una gran medida de cambio (trabajo en comunidad y equipo).

–          El diseño pedagógico debe poseer su fundamento en la interacción y la motivación de todos y cada uno de los estudiantes, en función de sus diferencias, potencialidades y la igualdad de condición sobre el logro auténtico de aprendizajes (enseñanza diversificada).

–          Desplegar propuestas y acciones de perfeccionamiento y de manera continuada permitirá a los agentes de enseñanza enriquecer sustancialmente la diversificación de esta e incrementar los aprendizajes auténticos de los educandos (gestión y dirección basada en la diversificación de la enseñanza).

–         Procesos diversos de enseñanza e indicadores flexibles de aprendizajes que aporten al desarrollo y no a la norma es la propuesta macro política (centro escolar) indispensable para la educación en la diversidad (producción curricular contextual).

Una mirada al uso de medios y herramientas para la diversificación de la enseñanza.

Ya mencionado anteriormente, una de las problemáticas esenciales en la innovación de competencias pedagógico-educativo que permitan en ellas el aprendizaje de todos, es la dicotomía o distancia existente entre el ámbito predicativo-teórico y la puesta en marcha o en práctica de estas en un  sistema educativo basado en la enseñanza homogeneizada (basado en Pozo 2006).

Frente a esta gran dificultad, que en definitiva repercute y condiciona en gran medida un accionar que brinde calidad educativa para todos y cada uno de los estudiantes, emerge como un importante factor de incidencia, la precaria existencia de competencias-conocimientos sobre el diseño de modalidades y usos de herramientas y medios (integración de estos al currículum) para favorecer y enriquecer los aprendizajes y diversificar la enseñanza.

Pues se comprenden las herramientas y medios educativos como facilitadores para enfrentar barreras al aprendizaje y mejorar el hacer pedagógico, es por esto que una de las propuestas centrales que promueven tales transformaciones; son  las formas de trabajar la enseñanza mediante la ampliación o variación de medios materiales, herramientas y modalidades de apoyo que asistan las diferencias, necesidades y posibilidades de aprendizaje de los estudiantes (basado en Sacristán J. G. 1999).

Y es precisamente desde el enfoque de atención a las NEE que se presta una especial atención a los recursos de ayuda adicional en cuanto acceso y mediación pedagógica para apoyar y optimizar los procesos de desarrollo de aprendizajes, pues el centro de discusión debe estar exclusivamente en las medidas y recursos de apoyo educativo (currículum) y no en la búsqueda de déficits muchas veces inexistentes.

En suma, la proposición del presenta artículo, presta un especial énfasis a las formas de trabajo diversificado de enseñanza (la comunidad educativa centrada en la enseñanza diversificada), pues esta perspectiva centra en el diseño pedagógico o la modalidad diversificada de utilización de herramientas y medios educativos (integrados al currículo) la concreción de educación en la diversidad, de modo que citando a Sanchez J. y las tecnológicas, los medios/herramientas se hagan invisibles y los aprendizajes visibles.

J. Javier Córdova

Anuncios

Entry filed under: Uncategorized.

Próximamente…. “Reflexiones en torno a la Ley de Subvención Escolar Preferencial (SEP) y la Asistencia Técnica Educativa (ATE)”.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Trackback this post  |  Subscribe to the comments via RSS Feed


Calendario

junio 2010
L M X J V S D
« Feb   Mar »
 123456
78910111213
14151617181920
21222324252627
282930  

Most Recent Posts


A %d blogueros les gusta esto: